Entrevista a Iván Fernández de Córdoba, director de "El Escondrijo"

Me encuentro de madrugón en una cafetería de la plaza del cedro, en La Rulot, de la antigua dueña del ya mítico Cafenet. De madrugón para un creativo son las 11 de la mañana, pues es fácil que nos acostemos a las 4 o 5 de la madrugada haciendo todo lo que no hemos hecho el resto del día. Me pido un café y me pongo a esperar a Iván. No es de buen artista ser puntual, de hecho, ¿que hago yo aquí ya? Me echo los dos azucarillos que me pone Bego para el café mientras trato de resolver ciertos asuntillos en ese tiempo muerto hasta que llegue mi cita. Iván llega montado en monopatín. Es un chico alto y muy majo, llega sonriendo, siempre está sonriendo, no le he visto nunca de otra forma. Después de un rato de hablar del adobe affter effects, enseñarle en que cosas ando metido y otros asuntos personales no relevantes me dispongo a hacerle la primera pregunta, que no puede ser más típica:

Frank: ¿Cómo te diste cuenta de que querías dirigir películas?.
Iván: No fue algo buscado, estuve unos años haciendo fotografía y luego empecé a hacer muchos vídeos de skate, con mis amigos, nada serio. Al cabo de un tiempo me apetecía ir más allá de lo visual … hacer algo más narrativo, así que poco a poco fui entrando en el guión y en la dirección.

¿Te ayudó la experiencia de los vídeos de Skate a la hora de rodar cortometrajes?  Sí, sobretodo ves lo que funciona y no funciona en cuanto a montaje y planificación. Aún así, grabar skate es muy distinto, no se suele planificar; vas al lugar con el patinador X y ves sobre la marcha lo que ambos te pueden dar, eliges como grabarlo y adelante.

Has rodado tu primer largometraje, “55 pasos a la izquierda”, a muy temprana edad, la escribiste con 19 años y entre los 20 y los 21 la rodaste ¿Cómo se siente al haber hecho algo así? Se siente bien, pero más por la experiencia que por el resultado. Después de algo así, ya tienes un cayo, te da mucha soltura, estás más preparado a la hora de solucionar situaciones en las que parece que un proyecto se viene abajo

He leído que se trata de la película más barata de la historia del cine español, ¿Crees necesario un alto presupuesto para hacer una buena película? El dato no es oficial, aunque sé que es una de las más “baratas”, en lo que se refiere a película de ficción, no a documental. Éste fue un proyecto hecho por estudiantes, actores no profesionales… todos los miembros se han gastado algo de dinero en la peli; gasolina, comida … En cuanto el cine se convierte en trabajo es imposible hacer un largo con 2000 euros… Es necesario un presupuesto, pero tampoco lo que se gastan las grandes producciones, y más para hacer muchas veces lo que hacen. No se preocupan por lo que de verdad importa, hay demasiada gente implicada, nadie tiene en su cabeza que siente la película. Que esto no se generalice, hay excepciones.

¿Hay alguna conexión entre tus obras? Creo que últimamente me he dado cuenta que suelo tirar hacia un mismo punto. A partir de la película sé que busco algo más concreto. Suelen ser historias que me llaman la atención y que quiero contar, con un punto de originalidad… originalidad y emoción, que te llegue, que te toque. Mis últimos cortos, Pernocta, Rampas y El Escondrijo van en esa línea, o eso pienso. Me gusta que se sienta a los personajes, no ir sólo a la superficie. Antes y durante la película no sabía que coño hacía, estaba experimentando.

Tu nuevo corto, “El Escondrijo”, es quizás un poco más ambicioso que el resto ¿Ha cambiado mucho el proceso de producción del que estabas habituado? Al ser el proyecto de final de máster, contaba con más medios. Rodamos en cine digital y todas las especialidades se juntaban para llevar a cabo el cortometraje. Realmente no ha cambiado nada. Me gusta planificar solo, luego me reúno con el director de fotografía y dejo que me proponga más de lo que tengo, que intente que todo sea más atractivo. Aún así suelo ir con las ideas bastante claras, siempre hay una serie de cosas que sabes que sí o sí quieres hacerla, pero hay otras en las que dudas. En resumen, doy pie pero siempre en una dirección… Si la cagas como director, la cagas tú … haya pasado lo que haya pasado en el rodaje, en el montaje o en su…

Por primera vez cuentas con un actor conocido en el reparto ¿Ha sido diferente trabajar con Canco Rodríguez que con el resto de actores? Ha sido difícil en cuanto a su disponibilidad, Canco es un buen profesional y tiene un gran flujo de trabajo. Respecto al trabajo actoral, todo fluyó, él respetaba como veía la historia y en ese sentido compenetramos muy bien. Proponía como buen actor y llegábamos a un punto común. Me gustó la experiencia ¡¡¡aunque sufrí por los tiempos!!!

Canco Rodríguez en un fotograma de “El escondrijo”.

¿Y que tal el resto del reparto? Concha Idalgo e Imma Sancho completaban el elenco. Concha tiene 89 años y una vitalidad increíble, difícil de describir, es alucinante. Me dió todo lo quise y más, es extraordinaria. Imma tenía un papel más pequeño, aún así tenía bastantes frases y necesitaba una actriz profesional. Imma trabaja como actriz en l’Alquería Blanca, me hizo el favor y se lo agradezco muchísimo, encajó muy muy bien.

¿Cómo consigues un reparto de actores profesionales que no cobre?  Enviándoles el guión, consiguiendo su teléfono personal… Si les interesa y pueden… Alexander Lemus hizo un buen curro como director de casting.

¿Con quién te gustaría trabajar más adelante? Hay un montón de actores conocidos y no conocidos con los que me gustaría trabajar. En este corto me apetecía probarme, ir un poco más lejos en ese sentido. Sin embargo, cada historia tiene un abanico de actores predeterminados. No importa su popularidad siempre que encajen a la perfección con el personaje. En este tuve suerte al poder tener las dos cosas.

¿Qué respuesta esperas encontrar del público? Se suele esperar que sea buena, hay que ser optimista, sobretodo si has quedado contento con el trabajo. Con este corto, pese a que he tenido muchos problemas, lo que es la idea al final se ha mantenido. Creo que tiene originalidad y tiene drama. He aprendido mucho del proceso, aunque ya haya estado en bastantes rodajes, he tenido más problemas que nunca. Teníamos un plan de rodaje muy loco y atado, era como un puzzle que me obligaba a tener todo el corto en la cabeza y muchos más claro…

¿Qué tipo de problemas? Como te digo, tener que grabar todo de forma MUY discontinua, más de lo normal. También hubieron problemas internos que por educación sólo cuento de birras. No es uno de los rodajes con mejor clima que he tenido precisamente, más bien lo contrario ¿Por qué no decirlo?

Canco junto a Iván durante el rodaje.

¿Qué podemos esperar de Iván Fernández de Córdoba para el futuro? Estoy escribiendo un largometraje con la ayuda de Natxo Fuentes. Me gustaría dirigirlo el año que viene y empezar la pre-producción en unos meses. Estamos muy motivados, creemos en la historia… es original, divertida y dramática. Vamos a por ello.

Genial Iván, muchas gracias. A vosotros excesivos. Y a tí en especial Fran, por esperarme “relaxing cup of café con leche”.

Aquí os dejo la página de Iván: http://fernandezdecordoba.wordpress.com/

Anuncios

2 Respuestas a “Entrevista a Iván Fernández de Córdoba, director de "El Escondrijo"

  1. Pingback: Mediterrània Audiovisual | CORTOMETRAJES EN LA SALA ARNICHES·

  2. Pingback: Cruzando el sentido, de Iván Fernández de Córdoba | El reino del exceso·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s